lunes, 18 de abril de 2016

Sale a luz caso de corrupción policial en Nueva York

Se trata de un nuevo episodio en la investigación que realizan conjuntamente la policía de Nueva York.

Foto de referencia.

Nueva York, Estados Unidos

La investigación sobre las sospechas de corrupción en la policía de Nueva York cobró mayor importancia el lunes con la transferencia de tres nuevos policías, lo que lleva a ocho el total de funcionarios asignados a otras tareas desde principios de abril.

Los tres policías forman parte de la división de permisos, que otorga las autorizaciones de porte de armas, entregadas a cuentagotas en Nueva York.

Este lunes el fiscal del distrito sur de Nueva York, Preet Bharara, anunció el interrogatorio de un hombre sospechoso de haber entregado dinero a policías de este departamento a cambio de permisos.

Las tres personas no están identificadas en el documento de la demanda interpuesta por el fiscal y consultada por la AFP, pero sus grados corresponden a estas tres personas transferidas y la prensa neoyorquina indica que se trata de los mismos policías.

Según el documento, los tres policías habrían estado en contacto con el sospechoso, Alex Lichtenstein, quien se habría jactado de conseguir 150 permisos pagando, por cada uno, unos 6.000 dólares a agentes del servicio.

El mismo sospechoso cobraría 18.000 dólares a cada persona que obtenía una licencia por intermedio suyo.

Entre los tres policías asignados a nuevas funciones figura el responsable de la división de permisos, Michael Endall.

Dos de sus subalternos tuvieron que entregar sus placas y su arma y fueron transferidos a otros servicios, según un comunicado publicado el lunes por la policía de Nueva York.

Se trata de un nuevo episodio en la investigación que realizan conjuntamente la policía de Nueva York y el FBI y que concierne también a los vínculos entre los policías y dos empresarios neoyorquinos, Jona Rechnitz y Jeremy Reichberg.

Según varios medios, los policías son sospechosos de haber recibido dinero, billetes de avión, estadías en hotel e incluso prostitutas pagados por los empresarios.

A cambio, los empresarios habrían obtenido servicios de escolta de agentes policiales en varias ocasiones.

Los policías investigados habrían también hecho escoltar caravanas fúnebres de miembros de la comunidad judía hasta el aeropuerto para su entierro en Israel.

Los investigadores se interesan también en las relaciones entre los dos empresarios y el alcalde de Nueva York, Bill de Blasio.

Jon Rechnitz contribuyó financieramente con la campaña municipal de Bill de Blasio, mientras que Jeremy Reichberg organizó un evento para recolectar fondos en beneficio de una asociación que apoyaba la campaña.

No hay comentarios: