viernes, 1 de abril de 2016

Mar Shirasuna, el fotógrafo que captura la vertiginosa belleza de Nueva York





VERtigo o libertad? Lo que está claro es que el fotógrafo japonés Mar Shirasuna no le tiene miedo a las alturas. Ni tampoco sus modelos. Muy cerca del cielo, sobre las ciudades de Nueva York y Japón, Shirasuna se ha dedicado a retratar a diferentes mujeres que coquetean con el vacío sobre los rascacielos más altos de la metrópoli.
"La fotografía captura momentos íntimos, proporcionando el sentido", explica el autor en su página oficial. Y es que Shirasuna ha sabido aunar belleza y vértigoconsiguiendo un resultado sorprendente. Una idea que comenzó con la intención de mostrar de manera original el épico 'skyline' neoyorquino presentado por una mujer llamativa y con el Empire State de telón de fondo, pero que se acabó contagiando al resto de rascacielos de la zona. Después de tres años de intenso trabajo y de recorrerse más de 150 edificios de la Gran Manzana, esa idea ha ido evolucionando hacia un conjunto de retratos que enseñan una forma completamente nueva de fotografiar la ciudad.


Shirasuna cuenta con una amplia experiencia en el ámbito de la fotografía, colaborando con marcas como Adidas Tokyo, con revistas como Arsenic Magazine, Yume Magazine o Mr. Goodlife y periódicos como el NYDailynews. Aunque lo cierto es que son las imágenes de seductoras modelos al filo de los rascacielos las que han dado a conocer el trabajo del fotógrafo japonés. La mayor parte de sus fotografías se pueden ver a través de su perfil de Instagram, que cuenta ya con casi 80.000 seguidores. "En este momento estamos viviendo la epidemia del 'selfie'. Mi reto en este proyecto era reinventarlo, recrearlo y hacer de las autofotos algo mucho más bello y creativo", explica el autor.
"Elijo edificios donde sé que las vistas van a ser espectaculares. Y algo que me apasiona de Nueva York es que a pesar de llevar viviendo aquí más de 20 años, siempre encuentro un lugar nuevo desde el que fotografiar. Hoy puedo encontrar una vista preciosa que no existía ayer, y mañana una que hoy no sé que existe. Eso es lo realmente bello de todo esto", sostiene Shirasuna. Más de 50 modelos han pasado por el objetivo del fotógrafo, pero aún así, no dejan de llegarle solicitudes de mujeres que desean formar parte de esos retratos que les permiten, por unos instantes, sentir toda la intensidad de la metrópoli bajo sus pies.

No hay comentarios: