martes, 26 de enero de 2016

Desayuno dominicano en Manhattan

Un mimo para el paladar y el espíritu


Doña Amada Camelia atiende personalmente y es muy querida por su gran cordialidad, pero sobre todo por el amor y dedicación al preparar sus exquisitos platillos para atender a todos los clientes de Café Mofongo.
Doña Amada Camelia atiende personalmente y es muy querida por su gran cordialidad, pero sobre todo por el amor y dedicación al preparar sus exquisitos platillos para atender a todos los clientes de Café Mofongo.

IMPACTO

La Capital del Mundo ofrece una variedad ilimitada de posibilidades gastronómicas, sin embargo dentro de este colorido panorama, es un orgullo y una alegría poder servirse un buen desayuno latino en el corazón de esta gran metrópoli.
Para nuestro placer Café Mofongo, localizado en el 316 West de la calle 39 con la 8a Ave., a solo pasos del majestuoso edificio del The New York Times, es una joya de la cocina dominicana enclavada en una de las zonas más populares de Manhattan. Un verdadero lujo y un importante bastión de la cocina latina.

De acuerdo a la tradición la palabra mangú, es la resultado de la expresión en inglés: Man good! que la hiciera un militar estadounidense al saborear el exquisito platillo y que significaría en castellano: ¡Hombre está bueno!”
De acuerdo a la tradición la palabra mangú, es la resultado de la expresión en inglés: Man good! que la hiciera un militar estadounidense al saborear el exquisito platillo y que significaría en castellano: ¡Hombre está bueno!”

MANGÚ TRES GOLPES
Realmente constituye un privilegio, dentro del panorama gastronómico de la zona, poder saborear cocina tradicional de uno de nuestros más vibrantes países. La cocina que con amor dirige desde hace treinta y cinco años Doña Amada Camelia ofrece los espectaculares Desayunos Dominicanos, con todas sus delicias, incluido su “signature dish” o plato insignia, “el mangú tres golpes”, nombre que ella le dio a su delicioso platillo preparado con plátano verde hervido y majado, acompañado de huevo frito, queso frito y salame, como nos explica, “bum, bum bum”, colocados exquisitamente sobre el mangú, original y tradicional de República Dominicana y decorado con cebolla colorada.

PLATO INSIGNIA
Como nos explica doña Camelia, el mangú es un plato nacional, pero su origen está en las provincias productoras fundamentalmente de plátano. República Dominicana tiene 31 provincias y de entre ellas las de mayor producción del exótico fruto, uno de los más consumidos actualmente en todo el planeta.
De acuerdo a la Asociación de Exportadores de banano de República Dominicana, la producción de banano constituye uno de los principales rubros de la economía agrícola nacional y el país se ha convertido en uno de los mayores exportadores de banano orgánico del mundo, especialmente hacia Europa, a donde envía el 85% de su producción, estimada en 160.000 toneladas anuales, ubicando al banano como el primer producto exportable en el 2009. El mayor porcentaje de banano orgánico dominicano, que corresponde al 78% se produce al noroeste del país y está concentrado en Valverde y Montecristi, en Mao, Esperanza, Amina, Boca de Mao, Hato Nuevo, Guayacanes, Pueblo Nuevo, Guayabín, Cerro Gordo, Piloto y Manzanillo y además en la provincia de Azua y en el Cibao.

En Café Mofongo lo preparan ese momento, tipo expreso, con espumosa leche caliente y es el acompañante ideal no solo para el mangú, además para una amplia variedad de platillos mañaneros.
En Café Mofongo lo preparan ese momento, tipo expreso, con espumosa leche caliente y es el acompañante ideal no solo para el mangú, además para una amplia variedad de platillos mañaneros.

CAFÉ EXCEPCIONAL
El Café Dominica, que sin hacer tanto alboroto se está convirtiendo en un favorito de los neoyorquinos, es uno de los más apetecidos por su tersura y aroma. El café dominicano es el acompañante ideal para el mangú y para la amplia variedad de platillos mañaneros, como el pastel de yuca relleno de carne, las empanadas de pollo, queso y carne, sandwiches de queso caliente, de pernil, o si prefiere una avena caliente, un chocolate o el popular morir soñando preparado con jugo de naranja y leche, o un jugo de parcha o limonada. Todo a su gusto la única característica de todos los platos es su frescura, excepcional sabor y autenticidad, con formidables precios, increíbles para el sector.
- See more at: http://www.impactony.com/desayuno-dominicano-en-manhattan/#sthash.QbCultVU.dpuf

No hay comentarios: