jueves, 14 de enero de 2016

El Bajo Manhattan, centro de gravedad de Nueva York

Cristina Rodríguez / Nueva York - 


El Downtown de Nueva York se encuentra en su mejor momento desde los atentados del 11 de septiembre de 2001, y recuperado de los enormes destrozos que provocó en la zona el Huracán Sandy en 2012. El creciente desarrollo del Bajo Manhattan está impulsando el crecimiento económico de la zona a un ritmo tal que está dejando atrás al resto de la ciudad de Nueva York. La construcción de nuevas oficinas y locales comerciales (y con ello miles de nuevos empleos) y el aumento considerable del número de residentes ha hecho que esta zona de la isla haya sido calificada como el nuevo corazón de Manhattan.
Más fuerte que nunca. Es como describe la zona Alliance for Downtown New York, una organización que desde hace 20 años se encarga de la recuperación del Bajo Manhattan ayudando al establecimiento de distintas empresas y residentes en la zona. Del buen momento que vive el Downtown de la ciudad habla el informe que Alliance ha publicado, en colaboración con la consultora económica Appleseed. "Hemos construido una vuelta del barrio a lo grande, mejor y más fuerte", explica la presidenta de Alliance for Downtown, Jessica Lappin, quien habla de que el cambio ha alterado enormemente el ADN del distrito.
Economía y empleo
El empleo en el sector privado ha alcanzado su pico en la zona más al sur de la isla de Manhattan desde el 11 de septiembre de 2001. En concreto, se han creado más de 227.000 puestos de trabajo desde entonces.
Ahora, la economía está más diversificada que nunca en la zona y se basa menos en el sector financiero que antes de 2001. Entonces, las finanzas, las empresas de seguros y las inmobiliarias acaparaban el tejido laboral del bajo Manhattan y proporcionaban el 55% de los empleos del sector privado en la ciudad. La crisis financiera de 2008 eliminaba, además, más de 50.000 puestos de trabajo en el Downtown. En la actualidad, los servicios financieros centrados en torno a la zona de Wall Street representan el 35% de los empleos del sector.
La pérdida de puestos de trabajo en finanzas ha sido compensada por empleos en otros ámbitos, como los servicios profesionales, científicos, técnicos y de atención médica.
"La diversidad actual le da una energía totalmente nueva al barrio", explica Lappin, citando la afluencia de jóvenes "trabajadores creativos" de las compañías de medios y tecnología que acuden al Downtown. "La zona está respirando nueva vida". Si hay un sector en auge y que destaca por encima de otros es el llamado "TAMI" formado por empleos relacionados con la tecnología, la publicidad, los medios de comunicación y las firmas de servicios de información. En Nueva York este sector es uno de los pilares de la economía de la ciudad generando más de medio millón de puestos de trabajo y más de 50.000 millones en compensaciones anuales.
Puede leer el reportaje completo en la revista DIRIGENTES del mes de enero

No hay comentarios: