martes, 31 de mayo de 2016

5 rincones de Nueva York para curiosos

Nueva York es uno de los destinos obligados para quienes son amantes de los viajes. La ciudad que nunca duerme guarda rincones secretos poco visitados por los turistas y espacios con una historia que vale la pena conocer



McSorley's Old Ale House

"Nacimos antes de que tú naciste". Nunca un lema describió mejor el espíritu de un lugar como este. La cervecería se abrió en 1854 y es la más antigua de la ciudad. En su apertura, el ingreso era exclusivo para hombres entre los que pasaron Abe Lincoln y John Lennon. Sin embargo, el 1970 se permitió la entrada, también, a las mujeres y sus baños comenzaron a ser mixtos.
El bar mantiene su antigua estructura en donde no hay banquetas y se pueden ver canillas cerveceras pero que ya no se encuentran en uso; además, una inmensa barra de madera y su estufa de carbón nos trasladan a las viejas épocas newyorkinas.
Hoy, ciudadanos y turistas de toda clase, género y edades se sientan y brindan en sus mesas mientras escuchan música y disfrutan de este espacio histórico en la ciudad.
Dirección: 15 E 7th St, New York

Brooklyn Superhero Supply

Si sos un superhéroe, en Brooklyn, podés encontrar un lugar para abastecer tus superpoderes, no vaya a ser cosa que ya no puedas volar o mirar a través de tus rayos x. Un local friki que vende todas las herramientas necesarias para luchar por el bien o el mal en la ciudad y que, aunque quieras ser una villano, de todas formas vas a retribuir a una buena causa; ya que todo lo donado se destina a una ONG que apoya a estudiantes que quieran aprender sobre dibujo, historieta y/o redacción pero que no tienen los recursos necesarios para poder hacerlo.
Si estas enamorada y te querés casar en esta ciudad podés contratar su servicio de bodas ¿Qué mejor que un súper casamiento?
Dirección: 372 5th Ave, Brooklyn, NY 11215.

Paley Park

En un escondrijo de calle 53, a pocos pasos de la Quinta Avenida se esconde uno de los lugares más pacíficos y bonitos de Manhattan. Su nombre le hace honor a Samuel Paley, padre del presidente y dueño de la CBS en los años '70, cuando el lugar estaba ocupado por un boliche llamado Stork. Un pequeño bar da la entrada al lugar donde al final del pasaje espera la inmensa cascada de 6 metros adornada de árboles y plantas que parece salida de un cuento de fantasía. Lo mejor, el ruido del agua que, por un momento, te hace olvidar que estas en Nueva York.
Dirección: 3 East 53rd Street

Oculus

Definitivamente este no es un lugar oculto en Lower de Manhattan pero si una nueva atracción que ha sumado pros y contras durante su construcción. En marzo de este año se inauguró - parcialmente- la nueva estación de metro diseñada por el arquitecto español Santiago Calatrava donde está ubicado el World Trade Center (WTC) y el memorial del 9/11.
La nueva estación de metro conectará once líneas distintas y la línea de tren que enlaza a la isla con Nueva Jersey, y permitirá el acceso subterráneo a las principales torres del WTC. Además, cuenta con locales comerciales y restaurantes.
Se tardó 12 años en construír "el renacer de la Zona Cero", como lo denominó el director de construcción del WTC y se gastaron U$S 4.000 millones de dólares para completar a esta "paloma que emprende vuelo", como lo llamó su arquitecto.
La realidad es que es una nueva atracción que hay que conocer, al menos por fuera, hasta que su apertura esté completa y se pueda disfrutar al 100% esta atracción.
Dirección: 10007, 2 3rd Ave, New York

Templo Dendur

Si bien el Metropolitan Museum of Art, o más conocido como MET, es una parada obligada en el clásico recorrido por la ciudad de Nueva York, pocos logran recorrer todo el museo y muchas veces ser pierden atracciones como el Templo Dendur. Fue encargado por el emperador Augusto, cerca del Nilo, dedicado a la diosa Isis (podés escuchar la historia a través de los audios preparados para turistas en el museo). El templo fue desmontado y trasladado a Nueva York en 1978.
La entrada al museo cuesta 25 dólares general, 12 para estudiantes, 17 para mayores de 65 años y es gratuita para menores de edad. Definitivamente una atracción para no perderse.
Dirección: 86th Street, líneas 4, 5 y 6.

Poesía en el Central Park

Para las románticas, para las que creen que el amor todo lo puede -y más si queda por escrito- los bancos del Central Park pueden ser una atracción turística en sí misma. Casi como una poesía para armar, cada uno de ellos guarda una frase o una dedicatoria a algún familiar, novio, amante o algún amor de la vida. Un recorrido bastante largo -como el parque que los aloja- porque son 9.000 los bancos que guardan historias.
¿Querés dejar tu mensaje? Esto es posible gracias al programa 'Adopta un banco' que fue creado en 1986 para generar fondos para el cuidado del parque. El precio es alto y ronda entre los 7500 dólares pero algunos hasta han pagado ¡25.000 dólares por la placa!

No hay comentarios: