miércoles, 4 de mayo de 2016

Inquieta a los ecuatorianos residentes en Nueva York la inacción con el TPS

El gobierno de Ecuador debe solicitar el beneficio, pero hasta ahora no se ha pronunciado.
Inmigrantes ecuatorianos están movilizándose en NYC
Inmigrantes ecuatorianos están movilizándose en NYC 
   
MANHATTAN, Nueva York.- Hasta este lunes, en la mañana, el presidente de Ecuador, Rafael Correa no había solicitado el Estatus de Protección Temporal (TPS) para los inmigrantes ecuatorianos indocumentados en Estados Unidos, pero la presión crece en Nueva York para que el beneficio no quede archivado en el cajón de las propuestas.
El Frente Unido de Inmigrantes Ecuatorianos, integrado por diversos grupos en Estados Unidos y Canadá, se mantiene alerta al proceso. La semana pasada, según informaron, enviaron una carta al presidente Correa explicándole la importancia de que pida el TPS al Departamento de Estado de EEUU, aunque la decisión final quedará en manos del Departamento de Seguridad Nacional (DHS).
El TPS es un beneficio que ofrece permiso de trabajo, autorización para viajar y permanencia temporal en Estados Unidos a inmigrantes de países que enfrentan catástrofes naturales o situaciones de conflicto armado. Entre los países beneficiados están Honduras, El Salvador y Haití.
El Frente fue una de las primeras organizaciones ecuatorianas en solicitar al congresista demócrata por Nueva York, Joe Crowley, quien representa al Distrito 14, de Queens, que pidiera el beneficio migratorio para los ecuatorianos. Así fue como el domingo 24 de abril, durante una jornada de recaudación para los damnificados, el funcionario anunció que propondría el TPS para los inmigrantes originales de la región costeña azotada por el sismo de 7.8 grados.
“Nos preocupa la inacción de los presidentes Correa y (Barack) Obama. El TPS es prioritario en este momento de catástrofe”, expresó Antonio Arízaga, presidente del Frente. “Nuestro gobierno no ha respondido. Los ecuatorianos no podemos esperar”, sentenció.
“Estamos en una situación de extrema vulnerabilidad”, dijo Arízaga. “Estamos movilizándonos para que el TPS no quede en el aire. El beneficio no puede quedarse en la propuesta. Debe ser una realidad”.

No hay comentarios: