jueves, 12 de mayo de 2016

Ancianos de Nueva York batallan por más que el oro en su primera olimpiada

Los organizadores de Brooklyn Senior Games esperan repetir el encuentro deportivo el próximo año en los cinco condados.

Pablo Mojica corre y celebra, lejos de hospitales y sillas de ruedas.
Pablo Mojica corre y celebra, lejos de hospitales y sillas de ruedas. 
Por: Zaira Cortés
BROOKLYN, Nueva York.- Doscientos ancianos residentes en los cinco condados de la Ciudad de Nueva York participan esta semana en su primera olimpiada, los "Senior Games", evidenciando que contrario a lo que algunos pudieran pensar, están muy lejos de los hospitales y los sillones de ruedas.
En el evento, que se realiza en Crown Heights, Brooklyn, los miembros del Centro Recreativo St. Johns se enfrentan en disciplinas como atletismo, natación y baloncesto, incluso ajedrez. “No esperábamos una respuesta tan positiva. Fue sorprendente apreciar esa ola de entusiasmo. Los atletas están muy contentos de tener una olimpiada única y acorde a su edad”, admitió Maeri Mojica, portavoz del Departamento de Parques de la Ciudad de Nueva York.
Para muestra, un botón. Se trata del puertorriqueño Pablo Mojica, de 62 años, para quien estas olimpiadas son una invitación a practicar deportes, “a una edad en la que muchos creen que el cuerpo ya no aguanta”.
Pero se equivocan, añadió: “Nos sentimos útiles, ágiles y audaces. Es increíble la sensación de bienestar después de correr... No competimos por una medalla, sino para demostrar que aún podemos tener una vida digna, lejos de hospitales y sillas de ruedas”.
Para mantenerse en excelente condición física, el atleta, nacido en Bayamón pero residente en Queens, reveló que su secreto es dormir bien, comer sano y reír hasta que el estómago le duele. A la hora de correr, Mojica se distingue porque lo hace escuchando salsa y de la buena, como la del maestro Tito Puente.
“Correr es como bailar, hay que gozarlo. El ritmo se lleva en los pies y una vez que lo agarras ya no lo sueltas”, expresó.
Además del encuentro deportivo, los ancianos participantes disfrutan de un almuerzo saludable y servicios de salud. El senador Robert E. Cornegy, copatrocinador del Centro Recreativo St. Johns, dijo que alentar una vida sana es invertir en la prevención de enfermedades en las comunidades más vulnerables. 

No hay comentarios: