lunes, 21 de marzo de 2016

El colectivo gay vuelve a desfilar en Nueva York el día de San Patricio

La diáspora homosexual irlandesa llevaba 25 años excluida de la celebración en la mayor metrópoli de Estados Unidos


Un hombre con una bandera gay en el desfile en Nueva York.
Un hombre con una bandera gay en el desfile en Nueva York.  AFP

Brendan Fay recuerda como si fuera ayer cuando hace 25 años desfiló por la icónica Quinta Avenida de Nueva York para celebrar el día de San Patricio, porque cambió por completo su vida. Iba junto al entonces alcalde David Dinkins y otros miembros de la comunidad gay. Durante las cuarenta calles que recorrió tuvo que aguantar los insultos y las agresiones de un público en plena furia. Este jueves volvió a desfilar por el asfalto de Manhattan en un día espléndido.
Fay es el fundador del movimiento Irish LGBT New Yorkers. La última vez que pudo expresar su orgullo de ser irlandés y homosexual fue en la marcha de 1991. Los organizadores del histórico desfile ya les prohibieron participar, pero decidieron hacer la marcha igualmente. El activista fue arrestado en numerosas ocasiones durante los últimos años por pedir la inclusión. “Se logró superar un anacronismo”, comentaba ante ponerse tras la pancarta que identifica al contingente.
Los Irish Queers son reconocidos así como cualquier otra comunidad que representa a la diáspora irlandesa en Nueva York. Es un paso que se considera una victoria mayor para los defensores de los derechos civiles. “Se pone fin a la pretensión de que los homosexuales irlandeses no formemos parte central de la cultura y de la política islandesa”, señalan desde la organización. La puerta se abrió tras la dimisión el pasado verano de John Dunleavy de la presidencia de la marcha.
El actual de Bill de Blasio hizo su propio boicot al desfile por esta exclusión no participando en las dos marchas que se celebraron durante la primera mitad de su mandando, como también hicieron antes los demócratas David Dinkins y Mario Cuomo. Los conservadores Rudy Giuliani y Michael Bloomberg no faltaron, sin embargo, a la cita. Hacía, por tanto, dos décadas que un alcalde demócrata no celebraba una fecha tan señalada para la mayor metrópoli de Estados Unidos.
“Finalmente pueden celebrar su herencia desfilando en una marcha que ahora representa el progreso y la igualdad”, valoró el alcalde, que estuvo acompañado en el acto por Daniel Dromm y Jimmy Van Braner, dos miembros de consejo municipal declarados abiertamente homosexuales. El año pasado ya logró colarse un grupo de empleados gay de la NBC, pero fruto de una acuerdo bajo la mesa porque la cadena del grupo Comcast patrocina el evento.

No hay comentarios: